De una y más lecciones…

Una de las cosas con las que sin duda he aprendido y sobre todo este último año y medio entre el coaching y los cursos, pero sobre todo llevarlo a la acción es abrazar cada momento y repetirme a mi misma y darme cuenta que la única persona con la que me tengo que comparar es la persona con la que fui ayer. Cada quien tiene su camino y cada quién baila a su propio ritmo.

Hay una imagen que el otro día revisando Instagram me quedó muy marcada y se las comento a ustedes también: Esta bien vivir una vida que no todos entenderán. Y es que en cierto momento e incluso hace algunos meses batallando con mi ego (Esa voz que siempre va a estar ahí, pero que debemos aprender a callarla) algo que me pesaba de alguna forma subconsciente, y digo subconsciente porque a pesar de que mi esencia siempre ha sido libre y emprendedora, no me había dado cuenta que una parte de mi subconsciente le daba miedo ser diferente, estar haciendo algo diferente, a pesar de todos los cursos, seminarios, coaching y personas que he conocido, tenía miedo.

Son en estos momentos cuando te das cuenta que esa voz no se va a ir, pero aún cuando esa voz siempre esté, tenemos que ayudar a silenciarla y a preguntarnos las preguntas correctas, valga la redundancia, como mis maestros de lengua española dirían. Haciéndonos las preguntas correctas y cuestionándonos si  ¿Es verdad lo que mi ego esta diciendo? podemos abrir todo un capítulo de oportunidades para cada día de nuestra vida y no solo convencerlos de la historia que nos hemos contado por años.

Si tal vez en el pasado haya sucedido esto y el otro y gracias a él aprendemos, pero es eso aprender y no tomarlo como una carga. Sin duda una de mis frases favoritas es la de Tony Robbins cuando dice “Divorce your story and marry your truth”. Pero siempre el primer paso hacia adelante es darnos cuenta de lo que estamos haciendo. Reconocer para saber cómo podemos mejorar.

Como bien dicen el cambio es inevitable, pero el progreso el progreso ese sí elige cada quién si tomarle la mano o darse la media vuelta.

Angie M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s